Cómo funciona el diferencial

Al principio, cuando la industria del automóvil daba sus primeros pasos, había un problema relacionado con los giros del coche que parecía ser de compleja solución. El problema venía a cuento de que, cuando dos ruedas están ancladas a un solo eje, cuando se produce un giro una de las ruedas debería girar a mayor velocidad que la otra para mantener la tracción sobre el firme. Es decir, si giramos dos ruedas unidas a un eje fijo, la rueda del exterior debe girar más rápido porque recorre una mayor distancia que la del interior.

diferencial vehiculo

Esto supone que, como es de esperar, si el giro es muy cerrado la rueda exterior sufre más fricción contra el firme y pierde tracción. El problema, pues, consiste en encontrar una solución para que ambas ruedas se mantengan rodando sin problemas, y que además lo hagan a velocidades diferentes. Y para eso se inventó el diferencial, que no hace otra cosa que ajustar la velocidad de las ruedas unidas a un eje solidario, de forma que no se produzca pérdida de tracción.

Antes de seguir hay que decir que el diferencial no es un invento que pertenezca exclusivamente al mundo del automóvil. Se cree que hace unos 3.000 años, los chinos utilizaban un mecanismo diferencial en sus carros y cuadrigas. ¿Sorprendidos? Pensemos en que si no incluimos un artilugio que asegure la tracción en todo momento, los giros y la maniobrabilidad de un carro puede ponerse en entredicho. Así que la historia viene de largo.

Explicar el mecanismo de un diferencial parece complicado, pero nos hemos encontrado un vídeo en inglés que viene a resumir las principales claves de esta invención, y tras verlo detenidamente estoy seguro de que todos comprenderemos perfectamente los fundamentos de un diferencial. Y, por qué no decirlo, nos maravillaremos de lo tremendamente sencillo que es en el fondo.

En conclusión, el diferencial permite que la conducción sea más predecible, que se gasten menos los neumáticos y que no haya tensiones extra en los elementos del chasis y los ejes, de forma que, en definitiva, tenemos una conducción mucho más segura. Ahora, si quieres explicar a un amigo cómo funciona el diferencial, ya sabes dónde lo has visto.

Fuente: kottke

No comments yet.

Leave a Reply